La OPS replicará en otros países el modelo de salud de Medellín

FotoOPS
La capacidad de Medellín para construir socialmente sus políticas de salud, y hacer de ellas un pilar fundamental para la protección de la vida, llamó la atención de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), a tal punto que su representante para Colombia, la nicaragüense Gina Watson, vino a la ciudad para conocer el modelo, con la intención de que sea replicado en otros sitios de las
Américas.

“Hemos fi rmado un convenio para extender acciones de cooperación que respondan al momento que vive la ciudad con el desarrollo de su iniciativa Ciudad Saludable. Vemos la oportunidad, al compartir la experiencia que genera Medellín con su práctica, innovación y programa de desarrollo, de crear un espacio en donde otras ciudades y comunidades en las Américas puedan compartirla”, explicó.

Destacó que el modelo de prestación de servicios tenga como uno de sus componentes la inclusión de la comunidad, y también la política defi nida alrededor de un programa que, en sus palabras, plantea una mejoría sustancial de acceso y calidad del servicio.

En palabras de Gina Watson, la importancia de que estos avances se logren de la mano con la gente radica en la posibilidad de las personas de apropiarse de su “derecho a la salud, no solo individual sino colectiva y familiarmente, para hacer uso apropiado del mismo y contribuir a que el espacio en que viven, trabajan y se desenvuelven, conduzca a mejorar su entorno, su vida y su salud, y a reducir los riesgos que los afecten”.

Por una salud integral El acuerdo de cooperación, asistencia técnica e intercambio de conocimiento, suscrito entre Medellín y la OPS, busca no solo impulsar los buenos resultados en salud en la ciudad sino también intercambiar prácticas saludables y fortalecer las capacidades de su población.

Puntualmente, permitirá ampliar el alcance de las acciones en promoción de entornos saludables; mejorar las estrategias de salud mental, sexual y reproductiva; fortalecer las iniciativas de prevención de enfermedades; aumentar la reducción en el consumo de sustancias sicoactivas, y afi nar los análisis epidemiológicos y estadísticos.

El convenio incluye también la cooperación técnica en la implementación, desarrollo, monitoreo y evaluación de la iniciativa Ciudad Saludable, como un marco estratégico de largo plazo para la ciudad. Ello garantizará que los avances en los programas de salud vayan a la par con el desarrollo tecnológico y urbanístico. Al respecto, la representante de la OPS aconsejó tener siempre presente que los planes de desarrollo deben considerar la salud como eje fundamental de su elaboración.

“¿De qué sirve que la ciudad crezca si no lo hace en condiciones que permitan acciones de seguridad humana que reduzcan los riesgos de salud?”, se preguntó ella, y su respuesta fue esperanzadora para la capital paisa: “el desarrollo debe contribuir al crecimiento humano, no sólo al urbano, por eso hablamos de ciudades seguras y saludables. Ese es el planteamiento de la iniciativa de Medellín, que ha sido una de las motivaciones por las que en la OPS vimos la oportunidad de suscribir este convenio para compartirlo con la región”, concluyó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s